LA PROCESION DE LOS DIFUNTOS

 

img128/9519/78384701po5.png
 

Se lo tenía advertido por activa y por pasiva:

 

— No toqueis esos temas, dejadlos como están, si os adentrais en mas profundidades a la larga puede resultaros fatal.

 

Pero como jóvenes impulsivos que eran no me prestaron atención alguna. Juan y Lucas habían llegado a finales de septiembre a la pensión donde me alojaba en La Coruña. Eran primerizos en la carrera de náutica, procedentes de tierras del interior de Castilla y desconocían Galicia por completo.

 

Pronto, en el ansia de saber, dieron con libros que hablaban de leyendas gallegas, unas mágicas, otras tenebrosas y la mayoría cargadas de ritos ancestrales que unían la cultura celta con el culto a los muertos que los gallegos llevan tan dentro.

 

Al conocernos un poco más, no dudaron en consultarme sobre ellas, puesto que yo llevaba ya tres años allí y había recorrido infinidad de aldeas perdidas aprovechando los fines de semana, en busca del conocimiento de las tradiciones que se guardaban en las mismas.

 

En las conversaciones que iniciábamos al acabar la cena en la pensión y que en ocasiones se prolongaban hasta bien entrada la madrugada, últimamente venían incidiendo en la llamada procesión de los Difuntos, que venía a conformarse en lo que genéricamente se conoce por “La Santa Compaña”.

 

Desconozco si el morbo era su acicate, o que verdaderamente deseaban traspasar esa oscura puerta que se abre a lo desconocido y esotérico.

 

Les había comentado que la comitiva estaba compuesta por un grupo de difuntos, precedidos por un hombre vivo condenado a salir todas las noches a los caminos comandando la fúnebre peregrinación, portando la cruz y un caldero de agua bendita.

 

Y que así seguiría hasta encontrarse con otra persona viva a quien traspasar la condena y poder quedar libre. De no hacerlo, en un determinado tiempo iría palideciendo y enfermando hasta morir.

 img522/7484/413wc7.jpg

Continué aclarándoles que en el oscuro manto de la noche, la fúnebre comitiva se desliza por las corredoiras y que el audaz que se aventure a transitar después de medianoche por esos lúgubres y solitarios caminos y senderos, corre el riesgo de toparse con la fantasmal estampa: dos hileras de seres fríos, espectrales, descalzos, envueltos en sudarios blancos, portando cada uno una antorcha encendida, con el caldero de agua bendita, el peto de las ánimas y un estandarte.

 

Y en cabeza de la procesión un hombre vivo portador de la cruz,  condenado a errar junto a la Santa Compaña hasta el fin de sus días, salvo que aparezca un incauto a quien traspasar su eterna condena….

 

La Santa Compaña anuncia la muerte del que es visitado por esa comitiva, y el vivo que preside la peregrinación no podrá esconderse en ninguna parte, ni huir. Cada noche, inevitablemente, y mientras no traspase su cruz a otra persona viva, saldrá de su cuerpo cuando esté dormido y aparecerá al frente de la procesión de difuntos….

 

Como quiera que Juan y Lucas se mostraban cada vez más sorprendidos de cuanto les contaba, otra noche me requirieron para que continuara hablando de esa macabra procesión. Y así les comenté que estas almas en pena salen en peregrinación igualmente  para pedir misas por su salvación a los familiares vivos; para reprochar a los vivos sus pecados o faltas cometidas, para reclamar el alma de alguien que no tardará mucho tiempo en morir, o también para cumplir una pena infringida de alguna autoridad del más allá a quien haya fallecido en pecado….

 

Igualmente les informé que hay personas que pueden ver con sus propios ojos la Santa Compaña sin ser atraídos hacia ella. Son escasos los dotados de esta facultad, entre ellos los adultos que de niños fueron bautizados, por error, con el óleo de los difuntos en vez del agua bautismal.

 

Los demás mortales, solo podrán intuirla, sentirla… o pensar que algunos indicios dan fe de su paso, como por ejemplo olor a velas encendidas en algún recodo o cruce de caminos, el espanto de perros, gatos o caballos, etc.

 

De todo cuanto hablamos se debió formar en los dos jóvenes un ansia imparable por ver personalmente esta procesión pese a los peligros que conllevaba, y así, una noche oscura y fría, en que orvallaba ligeramente, no aparecieron en la pensión a la hora de cenar.

 

Ya a punto de amanecer, un gran revuelo en las habitaciones de la pensión me despertó y salí al pasillo para inquirir el motivo. Llegado al comedor me encontré con un Juan totalmente desmadejado, lívido, con los ojos fuera de las órbitas y una expresión de terror que abarcaba todo el rostro.

 

Espumando por la boca consiguió balbucear que cuando esa noche estaban escondidos en una encrucijada de caminos les había descubierto la Santa Compaña y que al intentar Lucas huir a la carrera había sido apresado y golpeado por los espectros, siendo seguidamente arrastrado en el lento caminar que llevaban esos mensajeros de la muerte….

 

Al decir esto Juan se convulsionó por entero… y entonces pude darme cuenta que sus manos estaban aferradas a una cruz y un caldero de agua bendita…..

 

  img172/3854/santacompanaha8.jpg

 

Pasados unos días caí en la cuenta que nunca les había explicado a Juan y a Lucas que la mejor protección, caso de toparse con la Santa Compaña, es trazar el Círculo de Salomón en el suelo e introducirse dentro, cuidando de enterrar las manos para que no puedan asirte, no mirarles y no salir de ese Círculo hasta que hayan pasado de largo.

 

Un olvido le tiene cualquiera,  me dije a mí mismo mientras me encaminaba a la Escuela de Náutica. 

 

   

Rubén

Esta entrada fue publicada en RELATOS. Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a LA PROCESION DE LOS DIFUNTOS

  1. Guacimara dijo:

    ¡Hola navegante!
    Hay olvidos que son de muerte y nunca mejor dicho, jejeje, un tanto macabro te noto en esta entrada y con esa música….XD, que eriza los cabellos…., me ha gustado, de verdad, está muy bien construido y hace pasar miedo imaginarse las escenas tan horripilantes que has escrito…¡uff, que terrible tiene que ser encontrarse por la noche con semejante cortejo fúnebre…jejeje.
    Besitos.
    Guaci.

  2. amelia dolores dijo:

    Ñocccccccccccccc, que miedo y la musiquita esa dando por culo, joder rubens, que ni Alfred Hitcot, s ese, ( no se como se escribe, grrrrrrrr), pero como te pudiste olvidar decirles eso!!!!!!!!, joder, y tu tan pancho para la escuela nautica, mira eres  peor que yo, jajajajajajaj, con ese humor tan sarcastico, le sacas coletilla a todo, te estabas riendo de lo lindo cuando lo escribias, seguro.
    Genial, esta genial, si hubiera puntuación del 1 al 10 te pondría un 10.
    Vine cuando vi tu estrellita, pernse que eran las fotos del vieja, en la proxima estrellita sera, jajajaj, un abrazo y nos vemos ruben, cuidate, amelia

  3. Vicky dijo:

    XD!!!!    Jajjaajjajaajaaaa… Que  me da algooooo  !!!!!,…..  Menuò trasto tas hecho!, yo leyendo embelesada y aparece la musiquita a tòa mecha !!  Casi me matas del infartoooooo!       Peazò c…b.. piiiiiiiiiiiiiiiiiiiii….
    La historia es genial!! De donde las sacas?? O son cosecha propia???,…. pq el que la escribe, tiene pelin de mala leche, mira q olvidarse!!!! Jajajajajajjaaaaaa….
    Muy buena! y veo q usted va aprendiendo , tambien, yo revele mis fuentes y las comparti, pero usted mantiene el secreto de que sepamos quien le enseño,….
     
    Igualmente! Besitos dulces…
    Cora.

  4. Sonia dijo:

    hola querido navegante!
     
    vaya historia… hasta produce escalofríos… y qué es eso del círculo de Salomon… es que no sé, no me vaya a topar con la macabre procesión y no saber como dibujar ese círculo…!
     
    un besito con cariño
     

  5. Valeria dijo:

    Jajajajaja!! (no debería estar riéndome) muy buena la música de la película "Psicosis"….Esta procesión de muertos fue la que incluíste en el relato de terror, no?Mirá que este tipo tenía que olvidarse de dar explicaciones de cómo defenderse!!Escalofriante relato, narralo en una noche oscura y hasta el amanecer no me duermo.Un abrazo. Valeria

  6. Destinalia dijo:

    M encantan todas esas historias de difuntos y tinieblas, historias tenebrosas, yo me empapé de ellas durante mi infancia y mi adolescencia, pero tuve que dejarlo porque hasta tal punto fue mi aficción que no pensaba sino en esas cosas,en mi casa tengo una botella de agua bendita de 1940 de una bruja muy peculiar de aquí, mis estantes con muchos libros de santería y santiguados canarios, brujerías asesinatos, peliculas y libros de novela negra, de Hitchcock, de Agatha Cristie, hasta questuve un tiempo en que sentía que algo raro se apoderaba de mí y dejé de leer de todo esto. Ahora, las pelis de terror que no me las quiten porque me chiflan y mientras más sangre corre m´ñas me emociono, la gente se pregunta como puede ser con el caracter tranquilon que tengo, pewro ya ves, un beso Ruben y cuidate mucho.

  7. ESTRENUA dijo:

    Bueno Ruben , esta escribiendo una persona
     que sufrió de ataques de miedo desde su más tierna
     infancia , el error?
     pues supongo que dejar que una niña muy pequeña viera
     y leyera aquel terrible periódico `´ el caso´´`, la verdad
     es que no disfruto con relatos de terror , ni películas , ni noticias
     relacionadas con ese tema,, aprendi a alejarme del miedo luchando
     con su gran enemigo , la alegría , busco siempre todo lo que  pueda
    estar relacionado con ella ,  no tengo en casa ni un miserable libro
    que hable de terror , aún asi respeto de forma increíble este genero,
     y se reconocer la calidad que pueden llegar a tener.
     
    Un abrazo Ruben , bien fuerte.
     
     
     

  8. Morgane dijo:

    Anda que cuando te da por lo tétrico, lo haces de marvilla.
    Historias y leyendas, espectros y vampiros….la verdad que nunca me impresionaron.
    Como decía Gila, a mí no me da miedo la bala, sino la velocidad que trae, igual me pasa con lo terrorífico, lo que me asustan es el alcance de la superstición en las mentes, que nada tiene que ve con la fe (venga de la religión o de la filosofía que sea) – que ella no mueve cruces ni antorchas, pero sí la voluntad de los hombres en cambiar este mundo en más justo y solidario.
    No obstante debo felicitarte por tu estilo: impecable, más de uno habrá mirado alrededor al salir a la calle, ja ja ja….y la música, todo un acierto.
    Ala, un beso de Sol y Mar, para variar de tema.
    Morgane

  9. Unknown dijo:

    Como tienes envidia de mi relato de humor has escrito este para llevarme la contraria….jejeje,…pues no te vas salir con la tuya…XD…que voy a encender catorce velas más para que rabies de verdad….  ¡¡así  te vas a enterar…..!!! jajaja…. sufre…sufre…envidioso…..jajaja.
    Besitos dulces.
    Cora.

  10. Vicky dijo:

    Vamos a ver,…. Q esto ya empieza a mosquear, yo esta ultima entrada firmada con mi dirección de espacio, con el nik de Cora y despidiéndose como habitualmente lo hago yo, con besos dulces, donde le dicen a Navegante q van a poner 14 velas y q lo q tiene es envidia, NO LA HE ESCRITO YO… Ahora la gente se dedica a escribir por los demás???? Pensaba q las cosas raras pasaban solo en mi spacio y q era un problema del servidor, con lo cual, me reía y incluso colgué una entrada al respecto, pero entro a leer a Navegante y me encuentro q alguien me clona y pone comentarios como si fuera yo….
    Entonces , porque todo esto es para pensar, Que aburrido/a esta la persona q se dedica hacer esto, no??, No tiene ideas propias???Porque no se dedica escribir en su blog y nos deja de líos a los demás????… Preguntas sin respuesta seguramente…
    Besitos dulces ( esta vez auténticos)
    Cora.
     
     

    P.D: Si es una broma, yo la acepto de buen grado
     
     

  11. Rosa dijo:

    Caramba Ruben, he llegado de Menorca hace unos dias y poco a poco estoy pasando por los espacios de mi gente para saludaros y dejar alguna cosita escrita, voy y me encuentro con la historia de la procesión Santa Compaña, que quieres que te diga? pues que es escalofriante, me dan miedo estas cosas, porque a fin de cuentas son como las meigas que haberlas hailas, brrr.
    Eso si a pesar del miedo que he pasado tengo que decirte que cada dia que pasa escribes mejor, estas hecho un artista muchacho.
    Besotes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s