LA CIUDAD DE LA LUZ

img440/1958/lisboa08mb9.jpg
 

He vuelto a Lisboa en este pasado puente del Pilar porque aún sufro nostalgia, Lisboa…con cadencia en la última sílaba, la Ciudad de la Luz, azules, blancas, espesas, claras;  atardeceres saboreándoles, la luminosidad del Tajo,  los tejados ¿ a quien no le encanta contemplar las ciudades desde los tejados?

 

He estado en el otoño de Lisboa disfrutando de una ciudad más auténtica que la del verano. Son momentos para introducirse en el ambiente de café tan tradicional en el Chiado y tomar los famosos pasteles de nata en la pastelería de Belem. Subir a san Jorge, donde suena una guitarra portuguesa, estupenda acústica y seguir por Alfama, callejuelas de fado, de barrio viejo, de colores y fetiches en las puertas, subir, bajar…perderse por Alfama es un placer para los sentidos, fado velho, fado novo. 

 

Lisboa… ¡quien pudiera vivir en Lisboa!.

 

( Este poema de Gabriel Sopeña describe a la perfección los sentimientos de quienes hemos tenido la dicha de amar y sentirnos amados en esa fulgurante ciudad).

 

Lisboa era brisa de Alfama y de mar,

mar como lanzada de sal sin secar.

Lisboa era el mundo, Lisboa era la luz,

Lisboa era mía, Lisboa eras tú.

 

Lisboa era un puerto donde yo atraqué,

Lisboa era un sueño dentro de un cuartel

que tus labios dulces supieron romper.

Lisboa te amaba, como yo te amé.

 

Derramando besos llegué hasta el final,

donde las palabras no quieren hablar.

Me serví otro trago, y otro trago más:

Lisboa era el paso hacía la eternidad.

 

Lisboa pedía el poema mejor,

la mirada más tierna, flores, la voz,

la sangre más joven de mi corazón.

Lisboa era el tiempo, Lisboa era yo.

 

Lisboa de barcos, turquesa y hollín;

Lisboa y tu pecho, Lisboa y carmín.

Lisboa era un verso, Lisboa era el sol,

Lisboa no tenía herida. Y lloró.

 

Lisboa fue lluvia, tabaco y canción;

Lisboa fue como un desgarro de ron

que prendió en la almohada cuando amaneció.

Lisboa gritaba cuando dije adiós.

 

Lisboa me grita algunos años después,

la voz más amarga, más dura que ayer.

Lisboa me cuenta que te abandoné

y Lisboa te ama,

como yo te amé.

 
      

  

  
 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Viajes. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a LA CIUDAD DE LA LUZ

  1. Vicky dijo:

    Bonita ciudad!! A quien no le gusta ver las ciudades desde lo tejados??, No se,…. Yo la veo preciosa!!,…. Estoy deseando escaparme un fin de semana a ella a saborear todo eso que de forma tan bonita describes…
     
    Besitos dulzones.
     
     
    Cora.

  2. Sonia dijo:

    querido navegante,
    a qué bonito puerto fuiste a desembarcar! es por cierto una ciudad maravillosa, y cuanta razón al decir que se vive más real en el otoño que en el verano…
    lisboa ciudad multi-facética y intensamente viva. su luz quizá no sea tan intensa como la de Paris, pero sí, sin duda, tiene una luz que le es propia, peculiar.
    amo lisboa y extraño los paseos por sus calles pintorescas..
    é saudade, só pode ser saudade.
     
    um beijinho com carinho
     

  3. Rosa dijo:

    Ruben, que belleza de Lisboa, maravillosa ciudad,  tan cercana y tan desconocida para muchos.
    Es curioso amigo Ruben la mayoria de los españoles entre los que me incluyo sabemos mucho mas sobre paises lejanos que de lo que tenemos junto a casa, Portugal es un gran desconocido, tengo que acercarme un poco mas a mis vecinos lusos y empaparme de su historia y sabiduria.
    Huelga decirte que escribes cada dia mejor y ademas tengo la suerte de contarte entre mis amigos mas queridos, haber cuando te pasas por Málaga.
    Besotes.

  4. Guaci dijo:

    ¡Hola navegante!:
    Después de leer como describes Lisboa ya es para mí una asignatura pendiente y tendré que ir para saborear esos escantos.
    Veo que esa ciudad ha representado, o mejor dicho, sigue representando mucho en tu vida porque de continuo reflejas la nostalgia que te produce, e imagino que fuiste feliz en ella alguna vez, bueno, si es así, confía en que la historia muchas veces se repite y quizás algún día te sientas nuevamente dichoso por completo al contemplar junto a otra persona su luz y sus tejados.
    Muchos besitos Rubén.
    Triana.

  5. Valeria dijo:

    Qué hermoso lugar!! qué bello es nuestro mundo, no?Y estás hecho un viajero incansable, qué bueno, es una de las pocas cosas en que realmente vale la pena gastar el dinero, siempre "soñé" que si ganaba la lotería (jajajaja!! el viejo sueño de la humanidad – la parte pobre por lo menos-) me iba a dedicar a viajar por todos lados, no me deliro con mansiones, ropa, yates, autos ni nada por el estilo, solo viajar…. Y bueno, la vida es sueño y los sueños, sueños son, diría Calderón.Un abrazo. Valeria

  6. Rangel dijo:

    wow primera vez que entro a tu espacio y la verdad
    es que me gusto mucho lo que encontre en el
    la verdad es que escribes cosas muy interesantes
    pues un gusto entrar a tu espacio tu tambien
    eres bienvenido al mio si quieres.
     
    atte: cyrano

  7. ESTRENUA dijo:

    Cualquier ciudad se convierte en magica
    bajo los efectos del amor,
     tremendo es lo que me ocurre a mi con Copenague.
    No conozco Lisboa pero reconozco que despues  de
    leerte me han entrado unas ganas terribles.
    Un abrazo intenso.
     

  8. Destinalia dijo:

    Si que dicen que es hermosa Lisboa, a ver si un día de estos voy, gracias por transportarnos a sitios que no conocemos, es un placer, sabes que me encanta viajar y la pena más grande que tengo es no poder hacerlo más a menudo, cosas del trabajo, besos, preciosa canción, Pastora Vega.como siempre una maravilla escucharla.

  9. amelia dolores dijo:

    No conozco lisboa, pero ultimamente todo me habla de ella, estoy de acuerdo con Edurne en que las ciudades sin amor no son nada, pero cuando paseamos del brazo del amor, son las mas bonitas del mundo, creía que la ciudad de la luz era VEnecia, eso me dijo un dia un amigo que ya no esta aqui, pero cualquier ciudad con luz y amor es ella, gracias por lo de las calamar, la enterada de leo dice que son fisiologicas, pero yo nunca oi llamarlas asi, me gustan mucho y creo que una playa sin ellas es como un jardin sin flores,
    he sentido envidia cuando describes lisboa y he tenido ganas de comerme esos pasteles de nata, bueno, ya ire, seguro, bueno, un beso muy grande, de compañero a compañero, amelia

  10. .... dijo:

    Bonjour! los viajes son como cuando estás en una reunión, algunos no disponen de dialogo otros si…según eso uno evoluciona o no en un sentido u otro en una tertulia, digo esto porque fui a Faro una vez , no me gustó Portugal, ahora que lo pienso sure que fue porque no iba con quien debía ir, y no comprendí la ciudad ni el país, porque hoy recuerdo esos paseos de otro modo  y deseo volver.
    Besos me colé en tu space me gustó.Elemne

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s