LA MAGIA DE LA SAL

Si les digo que desde siempre el “oro blanco” ha tenido un sentido mágico para el hombre quizás piensen que me refiero a una variedad del noble metal. Pero no es de artículos de joyería el tema de hoy, sino de la sal, producto idóneo para dar sabor a los condimentos, básica para el ganado y para la conservación de los alimentos antes del invento del frigorífico.

  Tanto es así, que en la antigüedad los emplazamientos de asentamientos humanos se ubicaban en las inmediaciones de depósitos de sal, creándose rutas específicas para su mercadeo, llegándose a declarar numerosas guerras por su control mercantil, y hasta el siglo XIX se cobraba un impuesto para la sal, siendo uno de los detonantes de la revolución francesa, que entre las primeras medidas adoptadas fue abolirle en aquel país.    

  Todos sabemos que el término salario, derivado del latín salarium, proviene de sal y tiene origen en la cantidad que se daba a los legionarios romanos para poder conservar los alimentos. Su protagonismo a lo largo de la historia le ha conferido un carácter casi sagrado y cargado de simbolismo (la mujer de Lot se convirtió en estatua de sal). En algunas culturas, como la rusa, se ofrecía junto al pan como un gesto de hospitalidad ante los huéspedes.

  Puedo decir que en las montañas de mi tierra cuando aparecía una fuente salada se la consideraba mágica y por supuesto era punto de reunión de toda clase de animales. A ello unimos el hecho profundo de que una montañesa nunca devolvía la sal que le prestaba la vecina. Se devolvía todo: el pan, las cerillas, los ajos, etc, menos la sal porque traería desgracia a quien la presto, y por tanto se tenía como una afrenta. Y curioso resulta que antiguamente ponían sal en las costuras de las chaquetas que iban a llevar sus hijos y marido sin que ellos lo supieran,  para que no les sucediera nada malo.

  Referidas a la sal circulan muchas leyendas, así que voy a referir una acontecida en un pueblín francés, concretamente en el de Salies-en-Bearn, a donde un día llegó un mendigo harapiento y fatigado pidiendo limosna y como sus habitantes tenían el corazón endurecido, de todas las casas fue despedido sin que nadie le ayudara, pese a solicitar únicamente un mendrugo de pan y un rincón en la cuadra para pasar la noche.

 

  El pordiosero no sólo no recibió caridad de las gentes, sino que aún fue motivo de burla por todos los habitantes, especialmente de tres mujeres, una madre y dos hijas costureras las tres bien acomodadas, que fueron quienes más se mofaron de aquel pobre hombre.

  Tuvo suerte que al final de pueblo, en una apartada casa fuese acogido y tratado con algo de cariño por sus moradores, pasando la noche en un banco de la cocina arrebujado en la manta cerca del fuego.

  Cuando a la mañana siguiente el mendigo iba a continuar camino, ya estaban las tres costureras a la puerta haciéndole burla nuevamente. El hombre, aunque de carácter apacible, no pudo sino maldecir el egoismo de los habitantes y la hiriente mofa de estas mujeres, a las que advirtió:

  —Por si acaso, no volvais la cabeza porque vais a escuchar un ruido terrible.

  Ellas volvieron a mofarse y al darse la vuelta para regresar a su casa percibieron una especie de horrible trueno cada vez más violento que se levantó del vientre de la tierra, convirtiéndose en estatuas de sal. Rápidamente las aguas que con inusitada violencia brotaban del suelo, anegaron el pueblo quedando sumergido en un instante, a excepción de la casa donde había sido acogido el mendigo, que quedó intacta

  Dicen que hasta hace poco tiempo se alzaba allí un menhir que remataba en dos puntas. La gente afirmaba que representaba a la madre y a las hijas costureras castigadas por Dios. Y hasta en la roca se veía grabada la marca de las tijeras.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a LA MAGIA DE LA SAL

  1. May dijo:

    Embelesada me he quedado con el post y con la historia, pues me fascinan cosas así.
    Tú, hombre de mar, no sé si sabrás, que las gaviotas lloran para eliminar sal de su organismo, beben agua del mar y su exceso lo eliminan así, poseen una glándula de sal, gracias a ella consiguen vivir sin problemas en su organismo, son blancas por la concentración de sal.
    Y también te diré, (ya q me gusta la interpretación de los sueños, como hace nuestra querida amiga Olina), q soñar con sal es símbolo de estabilidad e incorruptibilidad, amistad indestructible. Buen augurio, tendrás apoyo para tus proyectos y negocios.
    -Soñar con una extensión salada expresa lo estéril de nuestro mundo interior, igual que cuando se derrama sal.
    -Ofrecer o recibir sal significa que contamos con sólidas amistades y eficaces apoyos.

    Así q… ¡¡ ofrezcamos y recibamos sal para q sigan consolidándose amistades !!

    Me ha gustado mucho y he disfrutado, cuéntame más historias así, q me encantan…!!! gracias por compartir.

    bsts y un fuerte abrazo con mucho cariño para ti, mi querido amigo.

    • May dijo:

      Aynsss, lo de son blancas me refiero a las lágrimas, no al color de las gaviotas, como siempre… me lo como con el pan, jajajaj, perdón.

  2. olina dijo:

    Hola neno, me encanta la historia, mas de una y uno deberia de quedar asi convertido en sal, que pases un buen fin de semana, besos

  3. Ana Belén dijo:

    Querido amigo te deseo mucha suerte en esta nueva andadura, y que nos sigas regalando tus andaduras, aventuras e historias y leyendas.

    Linda e interesante entrada.

    Saludos y abrazos desde la distancia.

  4. olina dijo:

    feliz noche, besos

  5. Sagrario dijo:

    Me encantan las historias con leyendas, si ademas son tan bellas cómo éstas mucho mejor.
    Que pases un buen fin de semana,
    besosss, Snoar.

  6. olina dijo:

    feliz semana, besos

  7. Muy interesante tu post, como siempre. Ya de niña habia oído sobre la importancia de la sal, sobre la palabra salario y su significado, y hubo algo que me llamó la atención,
    a los caballos de carreras (me figuro que al resto tambien) se les administraban dosis de sal, para darles más energía.

    No sé de momento como instalar a mis amigos . De momento está muy verde la decoración, poco a poco espero que nos haremos con las riendas, sino dan ganas de mandar todo a paseo.
    Te dejo el enlace y espero poder verte en algún momento por mi nuevo “apartamento”.

    Besos y un abrazo.

    http://56simone.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s